críticas

¿Cómo interpretas las críticas?

¿Cómo interpretas las críticas?

De un modo u otro, todos en alguna ocasión hemos sido víctimas y productores de juicios y críticas destructivas.

Es importante comprender el mecanismo de la crítica, ya que nos puede ayudar a tomar conciencia de cómo funciona este patrón de conducta.  Lo que sucede habitualmente es:

1. Sentimiento de inferioridad

Los sentimientos de inferioridad y falta de autoestima pueden ser una motivación para criticar a los demás.

2. Insatisfacción con uno mismo

Criticamos a otros para que nuestros propios defectos se minimicen ante los demás y ante nosotros mismos. Cuando criticamos a otros nos autoengañamos con el espejismo de que el problema está en las otras personas y no en nosotros.

3. Necesidad de aceptación

Para afianzar nuestra pertenencia al grupo, muchas veces tendemos a criticar a las personas de grupos diferentes. Así, la crítica actúa como un reforzador de ese sentimiento de pertenencia frente a uno mismo y muchas veces también frente al resto de componentes del grupo (endogrupo).

 

4. Venganza

Una de las razones que pueden llevar a que alguien critique a otra persona puede ser los deseos de venganza. Puede haber situaciones que no se asimilaron del todo y que quedaron sin resolver o sin perdonar. En estos casos se utiliza la crítica como herramienta de humillación y venganza.

5. Narcisismo

Cuando nos sentimos con derecho a un trato o condición especial y creemos que no lo estamos recibiendo podemos sentir que nos deben algo.

¿Cómo interpretar las críticas?

Es inevitable recibir críticas, lo que si es evitable e indispensable es aprender a gestionarlas.

Lo más sensato es mantener las distancias y más aún cuando nos intentan hacer “cómplices” de las críticas. No olvidemos que la interacción con este tipo de personas, además de ser pobre, puede dañar nuestra salud emocional y social.

En definitiva, la clave está en no dejarse contaminar y en no tomarse personalmente ni dejarse afectar por las críticas cuando el blanco de las mismas seamos nosotros. Recordemos que la crítica habla más del que crítica que del criticado y que es un problema personal del otro, no nuestro.

Compartir con:


No hay comentarios

Envía un comentario