emociones

El desarrollo de las emociones

El desarrollo emocional es un ámbito muy complejo y para explicarlo comenzaré por las estructuras del cerebro relacionadas con él.

 

Estructuras cerebrales y emociones

El sistema límbico  es la sede de las emociones, además está relacionado con la memoria y el aprendizaje.

En este sistema está la amígdala, sede de los recuerdos emocionales  y que nos permite de dar un sentido a nuestras experiencias, porque permite reconocer las cosas que ya hemos visto y darle valor. Por encima del sistema límbico encontramos la corteza cerebral, que nos diferencia del resto de las especies, porque nos permite tener sentimientos, lenguaje, comprensión de símbolos, arte, cultura, es decir, nos permite sobrevivir y darle un sentido a nuestra vida.

La parte de nuestro cerebro dedicada a los pensamientos se desarrolló a partir de la región emocional, y estas dos zonas cerebrales siguen estado muy vinculadas mediante circuitos neuronales, esto significa que hay una relación entre pensamientos, sentimientos y emociones, es decir áreas cerebrales encargadas de leer nuestras emociones más viscerales y darles un sentido en forma de sentimiento. La corteza cerebral nos permite pensar, leer, interpretar o gestionar nuestras emociones.

 

Emociones y los peques

El conocimiento de las emociones de un niño es el fundamento para una relación sana en su presente y futuro. La enseñanza de la gestión de las emociones es un punto básico a trabajar desde la casa y la escuela, para ofrecer la ayuda en los momentos difíciles de los peques, por ejemplo cuando aparece en ellos la cólera, la tristeza y la frustración. 

 

Conclusión

Los estudios demuestran que los niños que son emocionalmente inteligentes, tienen mayor probabilidad de sentirse seguros de sí mismos, mejoran en escuela, tienen pocos problemas de comportamiento, gozan de un mejor estado de salud, consiguen llevarse mejor con los amigos y además, y resisten mejor a los problemas familiares de sus padres.

Compartir con:


1 Comentario
  • Marian Gonzalez
    Publicado en 22:44h, 30 octubre Responder

    Me encanta Natalia!!

Envía un comentario