¿Qué sabemos del cerebro?

¿Qué sabemos del cerebro? 

En mi nuevo artículo en el periódico La Rioja os explico algunos datos que conocemos del cerebro: https://www.larioja.com/culturas/sabemos-cerebro-20190326002435-ntvo.html

 

¿Qué es el cerebro?

El cerebro es el director de nuestro cuerpo, el órgano organizador del sistema nervioso, es el intermediario de la interacción entre el cuerpo y el mundo exterior. Es un órgano pequeño, pesa unos mil trecientos gramos y ocupa mil doscientos centímetros cúbicos aproximadamente, es de aspecto gelatinoso y con una superficie rosada e interior blanquecino.

Un bebé cuenta al nacer casi con un total de ochenta y cinco mil millones de neuronas que tendrá cuando sea adulto. La primordial diferencia entre el cerebro del niño y del adulto es que el adulto habrá desarrollado miles de conexiones o enlaces electroquímicos entre esas neuronas, es decir, sinapsis. Creando así, unos novecientos billones de conexiones a través de un millón seiscientos mil kilómetros de “circuitos” o “cableados”. Cada una de esas conexiones es un aprendizaje, es como si cada vez que aprendemos a decir una palabra o crear un movimiento, se produjera una conexión en nuestro cerebro. Estas conexiones nunca se detienen, ni en el sueño, ni en reposo, ni en meditación, y consumen casi toda la energía de nuestra alimentación diaria.

 

¿Y su anatomía?

En cuanto a la anatomía del sistema nervioso, se divide en central (SNC) y periférico (SNP). El SNC está protegido por estructuras óseas, como el cráneo protegiendo el encéfalo, y el tronco del encéfalo y la médula espinal bajo la estructura de la columna vertebral.

También, la anatomía del encéfalo se puede fraccionar según sus lóbulos (frontal, parietal, temporal y occipital), o según sus dos hemisferios comunicados por el cuerpo calloso. El hemisferio izquierdo controla los movimientos de la mano derecha y es el dominante en la mayoría de personas (diestras).

Nuestra cognición (atención, memoria, planificación, etc) y sistema sensitivomotor se sitúan en la corteza cerebral (parte externa), además se encarga de modular nuestra vida respecto a nuestro mundo exterior.

En la parte interna del cerebro, el protagonista es el sistema vegetativo-autónomo el cual está liderado por el hipotálamo. Este órgano se encarga del mantenimiento del medio interno, el trabajo de los órganos y los ritmos biológicos (sueño, vigilia, secreciones hormonales y conductas de supervivencia).

Según la evolución tenemos tres cerebros en uno: el cerebro racional, el emocional y el reptiliano.

 

¿Genética o ambiente?

En cuando a herencia y experiencia o ambiente, la herencia genética y experiencia son las que modelan nuestra individualidad. Los genes se heredan, pero su expresión no es inalterable. El modo en que un niño reciba cuidados y educación modificará su biología e influirá en su neurodesarrollo, y así como puede mejorarlo también puede causar una patología.

 

¿Qué componentes influyen ambientalmente?

En cuanto a los factores influyentes en el neurodesarrollo son tres:

  • Endógenos: herencia y expresión genética
  • Exógenos: pre, peri y postnatales
  • Culturales, psicológicos y socioeconómicos: estimulación psicológica u sensorial, afecto, relación padres-hijo, oportunidades educativas, recursos nutricionales, etc

 

¿Cómo es el neurodesarrollo?

El neurodesarrollo es secuencial, es una situación ordenada y continuada en la que van apareciendo nuevas aptitudes. El desarrollo no es lineal ni evidente, sino que es un proceso que no cesa, hay momentos en los que avanza a gran velocidad, mostrando grandes cambios y otros en los que se muestra lento e incluso en retroceso.

El neurodesarrollo comienza en la vida intrauterina con la creación y ensamblaje de los elementos estructurales, que conforman los órganos del sistema nervioso y, al nacer, deben estar a punto para enfrentarse al mundo. Desde el nacimiento hasta los tres años de edad el bebe deja de ser un bebe dependiente para adquirir autonomía física y aptitudes motrices. Entre los tres y diez años el niño desarrolla el lenguaje y el conocimiento de su medio. Más adelante, a los diez años hacia delante desarrolla las funciones ejecutivas (organización, toma de decisiones y planificación, entre otras) y la identidad (básica para la personalidad).

El estudio del neurodesarrollo es básico para poder valorar la evolución del niño y si existe algún topo de alteración o patología.

 

¿Utilizamos el 10% de nuestro cerebro?

A menudo se oye decir que solo usamos el diez por ciento de nuestro cerebro, una afirmación que se suele atribuir a Einstein, sin embargo es falsa. Puesto que utilizamos el cien por cien de nuestra capacidad. Es decir, usamos todo nuestro cerebro pero no de modo simultaneo, ni todas las células sirven para generar y transmitir impulsos nerviosos.

 

La ciencia avanza y cada vez conocemos más sobre nuestro cerebro, sin embargo quedan muchas incógnitas por resolver.

 

Espero que os haya gustado.

 

 

 

¡Feliz comienzo de semana!

Natalia Martín de la Huerga

 

Compartir con:


No hay comentarios

Envía un comentario