desamor

¿Qué sucede en nuestro cerebro cuando nos rompen el corazón?

Un caso habitual en consulta de psicología es el tema de los duelos tras una ruptura amorosa. Tanto hombres como mujeres acuden buscado no sentirse: vacíos, solos, tristes… en definitiva, pérdidos tras ese final amargo.

¿Qué sucede para provocar esa angustia? Como suele suceder, el responsable es el cerebro. El cerebro que pasa por un duelo amoroso presenta alteración en dopamina, serotonina y oxitocina, entre otros. Con el amor estos neurotransmisores se disparan provocado euforia, placer, alegría, etc pero con la ruptura de la pareja bajan sus niveles produciendo un gran malestar.

Cuando se termina la relación se producen bajos niveles de dopamina produciendo dolor y angustia.

La serotonina es la responsable de crear pensamientos obsesivos, negativos y de impulsividad.

La alteración en la producción de oxitocina hace que busquemos a la otra persona, nos preocupemos sobre qué hará o con quién estará, independientemente de haber querido dejar o no la relación.

Y esos cambios de apetito, apatía, dificultades para dormir o exceso de sensibilidad, ¿a qué se deben? Todos ellos son resultado de la segregación de corticotropina y norepinefrina, los cuales favorecerán estos síntomas.

Por lo que podéis ver, finalmente es una mezcla de cerebro, hormonas y neuroquímica.

 

Espero que os haya sido útil mi último post.

 

Un abrazo y buen sábado!!

 

Compartir con:


1 Comentario
  • Aina
    Publicado en 18:24h, 27 febrero Responder

    Muchas gracias Natalia, es un gran post!

Envía un comentario